Introduce tu fecha de nacimiento

Loading

Tribu merodeadora

Para la tribu merodeadora, los combates solo son un preludio para lo importante: el saqueo y los festines. Esta tribu arrasa por completo lo que conquista sin dejar más que escombros y huesos. Las demás tribus orcas se quejan de que los merodeadores son más codiciosos que temibles, si bien envidian la riqueza que acumulan con sus saqueos.

"¡Sois bienvenidos a esta fortaleza! ¡Vuestros cuerpos abonarán sus aledaños y vuestros bienes llenarán sus salas! ¡Y brindaremos por el poder del Señor Oscuro con grog mezclado con vuestra sangre!"

— Snagog el Dorado

Tribu aterradora

La tribu aterradora está obsesionada con el dolor, con infligirlo e incluso con sentirlo. Como maestros de la tortura, los miembros de esta tribu inspiran temor a los demás orcos, ya que ser capturado por la tribu aterradora es un destino peor que la muerte. Todos los orcos de Mordor saben disfrutar con el dolor ajeno, pero esta tribu convierte la agonía en un arte sangriento, que se mide en gritos y llantos.

"¡He leído las señales! ¡He interpretado las profecías! ¡Pero ahora dejaré todo eso de lado para poder verter sangre, amputar miembros y rasgar carne!"

— Ishgha el Devoto

Tribu mística

Mordor es un lugar de magia oscura y la tribu mística conoce rituales y encantamientos que se remontan a miles de años atrás, y ritos de sangre y muerte que reparten poder y dolor por igual. Aunque los guerreros de la tribu mística son tan capaces como los de las demás, lo que teme todo Mordor son las maldiciones y los hechizos que lanzan. La única forma de luchar contra la tribu mística consiste en derrotarlos antes de que puedan invocar en su ayuda la magia negra del Señor Oscuro… o, según se dice, una conexión con males innombrables mucho más antiguos.

"¡He leído las señales! ¡He interpretado las profecías! ¡Pero ahora dejaré todo eso de lado para poder verter sangre, amputar miembros y rasgar carne!"

— Tumug el Hechicero

Tribu maquinista

La tribu maquinista cree que Mordor está en el clímax de una nueva era de industria y mecanización. Sus forjas y herrerías, alimentadas por las minas de Tamon Angren, producen buena parte del material de guerra del Señor Oscuro; el humo negro en el cielo indica que hay una de sus fábricas en las inmediaciones. La tribu maquinista también plantea la guerra de forma mecánica, con sus soldados en formación cerrada. Cada miembro de la tribu se considera una pieza en el engranaje de un gran mecanismo que un día abarcará todo Mordor.

"¡Nuestras forjas fabrican las lanzas, hachas y flechas del Señor Oscuro. ¡Y con esas armas poderosas derribaremos a todos sus enemigos!"

— Kugáluga el Quebrantahuesos

Tribu oscura

La tribu oscura prefiere el sigilo y las argucias como medio para dominar Mordor en nombre del Señor Oscuro, a quien profesa una adoración fanática. Amantes de las emboscadas, el engaño y los trucos en el campo de batalla, ostentan un poder mayor del que sugiere su número. Las demás tribus prefieren no tratar con la tribu oscura si pueden evitarlo, porque piensan que la traición es inevitable. Pero si no es posible librarse de un caudillo problemático por otros medios, una palabra a la tribu oscura suele bastar para resolverlo.

"¡No debéis temer a la oscuridad, hermanos. ¡Pero sí a lo que acecha en ella, lo que os espera!"

— Lûgdash el Devorador

Tribu belicista

La tribu belicista lleva el amor a la guerra a un nuevo nivel. Para un orco belicista, cada momento que no se dedica al combate es tiempo perdido. Marchar en combate y defender fortalezas son tareas que aceptan con reticencia y prefieren dejar a otros orcos. Sus mejores caudillos son los que han dejado un rastro de sangre en Mordor tras matar a todo lo que se interponía en su camino. Las demás tribus ven a los belicistas como salvajes previsibles, pero eso no los hace menos temidos.

"¡En nombre del Señor Oscuro dominamos la guerra! ¡La buscamos y la ansiamos! ¡Honraremos el nombre de Sauron con cada escudo hendido y cabezas en picas!"

— Goroth el Traidor

Tribu agreste

Mordor está habitado por seres más feroces que los orcos y la tribu agreste se inspira en esas fieras para sus brutales actos. Cuando pueden, viven entre bestias, como los caragors y los graugs, y adornan sus ropas y armaduras con amuletos y trofeos de las bestias que han cazado. Pero la adoración de la tribu agreste por las bestias de Mordor va más allá de la ropa. En combate, rugen, gruñen y desgarran la carne con la ferocidad de un caragor.

"¡Sauron se complacerá al ver cómo es devorado tu despreciable cadáver!"

— Ûshbaka el Mortífero

Tribu carnicera

La tribu carnicera es la tribu con los orcos más sedientos de sangre. Esta sed de sangre va más allá de cualquier interés que puedan tener en la guerra, la conquista o incluso la tortura. Están obsesionados con las vísceras, la sangre y las tripas, y con las salpicaduras de sangre fresca sobre sus extáticos rostros. Para los orcos carniceros, matar es algo caótico y normalmente precede a otros actos de salvajismo y canibalismo. Muestran una indiferencia casi completa por su aspecto; normalmente llevan mandiles andrajosos o pieles de animales que todavía gotean sangre. Los orcos carniceros normalmente guardan pequeños trofeos de sus enemigos, como dedos, manos o pies, siempre y cuando no se los hayan comido antes. De la misma forma, sus fuertes están cubiertos con las pieles de sus víctimas para recordarles la euforia de la batalla y el placer de la fiesta que le sigue. Sienten una gran satisfacción por su reputación sanguinaria, pero la sed de sangre de la tribu carnicera puede revolverle el estómago hasta al uruk más duro.

"¡Ganchos y estantes! ¡Sumideros y rejillas! ¡Cuchillos de carnicero y dientes de sierra! Recordadlo bien, gusanos, ¡pues serán los sitios donde descansen vuestros restos!"

— Gubu Comelotodo

Tribu malhechora

La tribu malhechora acoge a los miembros más rebeldes de la población orca. Sienten un gran desprecio hacia aquellos que los intentan controlar, ya sean invasores o señores de Mordor (oscuros o de la luz). Están extremadamente orgullosos y se consideran miembros de la mejor raza. La tribu malhechora contempla Mordor como una tierra soberana que pertenece solo a los orcos, aunque sus aspiraciones se extienden más allá de Mordor y ansían que llegue el día en que puedan declararle la guerra a la Tierra Media. Otros orcos los ven como una tribu rebelde, rudimentaria y peligrosa que puede tanto atacar ejércitos invasores como volverse contra Sauron y reclamar Mordor. Adornan sus fuertes con su insignia —un puño de sangre— y aprovechan cada oportunidad para defender su mensaje de resistencia frente a otras razas u orcos inferiores.

"Los reinos de los hombres llevan demasiado tiempo amenazando al pueblo orco. Para ellos, no somos más que estúpidas hordas, pobres alimañas, y ansían nuestra sangre, nuestras tierras. Pero van a recibir su castigo, hermanos. ¡Alcémonos!"

— Ratak el Orgulloso

Cookie Settings