Por favor ingresa tu fecha de nacimiento

Loading

Talion

La Aparición

La vida de Talion es una de perseverancia a pesar de la tragedia. Como un capitán montaraz apostado en la Puerta Negra que divide a Gondor de Mordor, Talion peleó con los sirvientes de Sauron cuando atacaron la fortaleza. Talion luchó con valentía, pero fue capturado y forzado a ver cómo la Mano Negra de Sauron mataba a su esposa e hijo.

Talion fue el siguiente en sucumbir a la espada de la Mano Negra, pero en vez de morir, se encontró a sí mismo desterrado de la muerte y atado a un espectro elfo: Celebrimbor. Los dos habitaron su cuerpo y Talion no pudo encontrar la paz después de la muerte junto a su familia. En busca de venganza contra Sauron y los tres sirvientes que asesinaron a su familia (el Martillo, la Torre y la Mano Negra), Talion y Celebrimbor pelearon una guerra de guerrillas contra los orcos de Mordor, vengaron a la familia de Talion y lucharon contra Sauron hasta el final.

Ahora Talion pretende terminar con el dominio del Señor Obscuro en Mordor y salvar al resto de Gondor del destino de los soldados condenados de la Puerta Negra. Para tal fin, junto a Celebrimbor creó un nuevo Anillo de Poder que les dará la ventaja.

"¿Realmente podrías descansar por toda la eternidad sabiendo que tuviste la oportunidad de detenerlo pero no hiciste nada? Llegó el momento de un Anillo Nuevo"

— Talion

Celebrimbor

Forjador de los Anillos de Poder

El último de la Casa de Fëanor, Celebrimbor (“mano de plata” en sindarin), fue el mayor de los artesanos elfos y el responsable de crear los Anillos de Poder. Junto con Sauron, Celebrimbor forjó dieciséis grandes anillos para los hombres y enanos. Sin el conocimiento de Sauron, creó tres anillos más para los elfos; sin embargo, fue engañado por Sauron, quien creó el Anillo Único para dominar al resto de los anillos.

Sauron capturó a Celebrimbor y le indicó que perfeccionara el Anillo Único, inscribiéndolo con escritura tengwar. Al darse cuenta del alcance de la ambición de Sauron, Celebrimbor escapó con el Anillo Único.

Usando el poder del Anillo Único para levantar un ejército de uruks, Celebrimbor peleó contra Sauron por el dominio de Mordor. En una batalla titánica contra Sauron, Celebrimbor derrotó al Señor Obscuro, pero perdió el Anillo Único cuando este resbaló de su dedo hacia el de Sauron antes del golpe final. Como venganza, Sauron mató a la familia de Celebrimbor frente a sus ojos, y después a él mismo con su propio martillo de forja. Pero como el destino de Celebrimbor está ligado al Anillo Único, estaba condenado a permanecer como espectro hasta que se destruyera el Anillo Único.

El espíritu de Celebrimbor poseyó el cuerpo de Talion cuando el montaraz murió a manos de la Mano Negra de Sauron. Celebrimbor había sido un espectro durante tanto tiempo que al inicio no recordaba su nombre ni su pasado, pero con ayuda de Talion ha recuperado sus recuerdos, incluyendo el recuerdo de cómo forjar un nuevo Anillo de Poder.

Pocos en Mordor conocen a Celebrimbor por su nombre, pero muchos lo conocen como el Señor de la Luz, una unión de Talion y Celebrimbor. Los orcos que hoy acuden a las fortalezas del Señor de la Luz no se dan cuenta de que el “Señor de la Luz” del que han escuchado en los cuentos populares es la misma figura histórica: el propio Celebrimbor, quien tomó el apodo de “Señor de la Luz” hace siglos, cuando peleó por primera vez contra Sauron.

"Yo moldeé la historia de la Tierra Media. Yo creé los Anillos de Poder…"

— Celebrimbor

Idril

La Segunda capitana Idril es una doncella escudera e hija única del líder militar de Minas Ithil, el general Castamir. Es una soldado entrenada que participa de la defensa del asedio del Rey Brujo y está ansiosa por demostrar su valía en batalla. Idril es muy obstinada, orgullosa y muy consciente de su origen de familia militar que ha servido a Minas Ithil por generaciones. Ella ha entrenado toda su vida, pero el asedio a Minas Ithil es su primera verdadera experiencia de guerra. Se considera a sí misma una guardiana de la ciudad y su principal historiadora.

La madre de Idril murió durante una invasión orca cuando Idril tenía solo once años, por lo que tuvo que criarse ella sola. Esto la volvió autosuficiente e implacable en la búsqueda de sus metas. Como adolescente, su objetivo era vengar a su madre, y varias veces se escabulló a Cirith Ungol para atacar los campamentos de orcos. Después de cansarse de enviar patrullas gondorianas para traer de vuelta a su hija a salvo, Castamir alistó a Idril en el ejército para que así tuviera una oportunidad de sobrevivir cuando saliera a buscar orcos que matar.

Antes del asedio a Minas Ithil, ella pasó gran parte de su tiempo libre catalogando la vasta colección de artefactos en el Gran Salón de Minas Ithil. Está familiarizada con sus tesoros, aunque el funcionamiento de algunos, como la palantír, sigue siendo un misterio para ella.

"Las historias del pasado nos forjan, nos condenan, nos ofrecen un ideal para que podamos vivir. La mayoría de nosotros fracasa, pero nos esforzamos, y eso es lo que importa"

— Segunda capitana Idril

Baranor

El capitán Baranor es el segundo al mando después del General Castamir. Originario de Harad, fue criado como gondoriano por una familia opulenta de Minas Ithil. Como teniente confiable, Castamir lo reconoció rápidamente por su valentía y habilidades de combate superiores. Avanzó rápidamente por los rangos hasta volverse el guardaespaldas de Castamir y finalmente su segundo al mando.

Baranor dedicó su vida al servicio de su ciudad adoptiva. Es leal, valiente, tiene una moral bien definida y está dispuesto a dar la vida por su general. El capitán Baranor rara vez baja la guardia y vive bajo un estricto código militar

"Minas Ithil es el único hogar que he conocido, la única familia que he conocido y pelearé hasta el fin para defenderla"

— Capitán Baranor

Eltariel

La Espada de Galadriel

Eltariel fue elegida por la reina elfo Galadriel para marchar a Mordor y destruir a los Nazgûl. Inicialmente tomó la tarea con gusto, pero con el tiempo ha comenzado a dudar si cazar enemigos inmortales tiene una recompensa. Una cazadora paciente, se mantiene sigilosa en una quietud casi sobrenatural, y luego ataca por sorpresa, esperando terminar la batalla antes de que inicie. Si es necesario, Eltariel se quedará en la misma ubicación por días a la espera de que se aproxime uno de los Nazgûl.

Eltariel no triunfa en cada enfrentamiento con los Nazgûl, pero incluso cuando la victoria la esquiva, siempre sobrevive para cazar otro día. Sin embargo, sus múltiples victorias contra ellos son cortas, pues un Nazgûl caído es capaz de reconstituirse al usar el Anillo de Poder que porta. Mientras se pregunta sobre su propósito final, Eltariel tiene la lúgubre satisfacción de saber que ni siquiera los Nazgûl están completamente a salvo en Mordor, y espera que sus esfuerzos mantengan a los Nueve confinados en la Tierra de la Sombra.

"Elimino a los hombres corrompidos por estos anillos"

— Eltariel

Castamir

El general Castamir es el líder de las fuerzas militares de Minas Ithil. Como hijo orgulloso de Gondor y héroe de guerra galardonado, muchos lo ven como la única cosa que mantiene a raya a las abrumadoras fuerzas de asedio de Sauron. Es un líder respetado, pero exigente, con una perspectiva práctica y dura que le permite encontrar soluciones poco convencionales y tomar riesgos calculados para lograr sus objetivos.

Castamir viene de una familia militar y siguió los pasos de su padre y abuelo. Tiene un exterior endurecido que no vacila, salvo por el enorme afecto que siente hacia su hija Idril, a quien ama por sobre todas las cosas. Aunque parezca serio, una mirada más cercana revela a un hombre inteligente que está profundamente preocupado con el destino de su ciudad y que comienza a demostrar la tensión que esto le provoca. Castamir es lo bastante inteligente como para notar cuando se encuentra entre la espada y la pared, pero lo suficientemente práctico como para arrebatarle cualquier ventaja al enemigo.

"Minas Ithil no prevalece por sus paredes, sino por su gente. Nos sentamos a la orilla de un mar muy obscuro y mantenemos la marea en su lugar"

— General Castamir

Ella-Laraña

Tejedora del destino

La presencia de Ella-Laraña en Mordor precede a la de Sauron. Es la última hija de un mal ancestral llamado Ungoliant y muchas de las arañas malignas de la Tierra Media, incluidas aquellas del Bosque Negro, son descendientes de Ella-Laraña. Es conocida por la mayoría por su forma de gran araña, que inspira miedo en orcos y hombres por igual.

Cuando Talion y Celebrimbor forjaron el Anillo Nuevo, secuestró a este último y lo intercambió por el Anillo. Las visiones del futuro que le otorga a Talion guían su camino a través del asedio de Minas Ithil y más allá. Así comienza una alianza incómoda entre los tres, aunque Celebrimbor acostumbra recordarle a Talion que si bien Ella-Laraña es enemiga de Sauron, no es seguro si ella es su aliada o no.

"No sirvo a nadie excepto a mí”. --Ella-Laraña"

— Sauron

Gollum

Buscador del Anillo Único

El Anillo Único domina cada pensamiento de Gollum, aunque dicho anillo hoy se encuentre en el bolsillo de Bilbo en la Comarca, a leguas de Mordor. Deambula por Mordor en busca de “Bolsón” y el Anillo Único, siempre un paso adelante de los orcos que lo tratan como una plaga ladrona.

El deseo de Gollum por el Anillo Único lo llevó al “Amo de la Luz” Celebrimbor y, por extensión, a Talion. Explotando el respeto que Gollum tiene por ella, Ella-Laraña usa a Gollum como espía y como señuelo para los orcos cercanos con los que se alimenta. Cuando necesita atraer a Talion hacia ella, Gollum es un guía efectivo.

Gollum no es fuerte, sabio o valiente en el sentido convencional, pero posee reflejos rápidos y un gran instinto de supervivencia. Ha sobrevivido hasta ahora con trucos sobrenaturales y una cobardía interesada. Y el destino aún le reserva un papel importante…

"El corazón me dice que Gollum tiene aún un papel que cumplir, para bien o para mal, antes de que todo esto acabe"

— Gandalf

Carnán

Guardiana de la naturaleza

El espíritu de Carnán es una fuerza primitiva de la naturaleza que ha existido en los bosques de Mordor desde tiempos inmemoriales. Poco se sabe de su historia y solo algunos se atreven a entrar a lo que queda de su bosque. Para los orcos de Mordor, el Bosque de Carnán es un lugar aterrador del que pocos regresan. Del mismo modo, Carnán tiene poco interés en los asuntos de los hombres y los orcos, aunque no tolera la voracidad de la industria de estos últimos, en especial sus rapaces esfuerzos de tala.

Fue llamada a actuar durante la Segunda Edad cuando el balrog conocido como Tar Goroth resurgió para amenazar el mundo de la superficie. Tar Goroth, una criatura de poder devastador, fue responsable de la destrucción de gran parte del antiguo bosque de Carnán y de las criaturas que vivían allí. Esto preparó el camino para una batalla que terminó con el entierro de Tar Goroth en las fosas de Gorgoroth.

Al igual que las Ent-mujeres, Carnán es más una protectora de la vida que una mensajera de la muerte, aunque es probable que dicha distinción se pierda en ella. Tan voluble como la naturaleza misma, puede ser destructiva y serena, bromista y terriblemente seria. La mortalidad de Carnán está ligada al Gran Árbol del bosque, el único lugar donde es capaz de adoptar una forma humana. Ella extiende su alcance en Mordor y se adapta a sus némesis asumiendo la forma de caragors, graugs y dracos. Sin embargo, la mayoría del tiempo solo es una voz en el viento.

"El espíritu de Carnán es árbol y bestia. Colmillo y garra. ¡Raíz y lanza!"

— Carnán

Herion

Herion se distingue por ser el único soldado en Minas Ithil en alcanzar el rango de sargento tres veces… porque lo han degradado dos veces. Como recluta, Herion se hizo una reputación por su actitud agresiva, pero sus superiores lo consideraban abrasivo, por lo que lo degradaron y casi lo destituyen por golpear a un oficial. Subió por las filas una segunda vez solo para que lo degradaran una vez más por abandono del deber después de una celebración fuera del trabajo que se salió de control.

Ahora es su tercer ascenso a través de las filas del ejército y Herion está haciendo todo lo posible por mantener su temperamento bajo control. Aun así, Baranor debe recordárselo repetidamente para “que se lo guarde para los orcos”.

"Ustedes trogs caminan por Mordor como si fueran los dueños del lugar. Bueno, no lo son y nunca lo serán"

— Sargento Herion

Dagor

Aquellos que conocían a Dagor de niño lo describían como un poco “fuera de lugar” y como alguien que no se llevaba bien con los demás niños. Dagor nunca abandonó esta reputación cuando maduró, pero desarrolló un talento innegable: matar le resulta natural. Él descubrió este talento en la adolescencia cuando un trío de bandidos lo confundió con una presa fácil.

Pronto se unió a las filas de los mejores de Gondor y rápidamente se ganó una reputación… como un asesino solitario. Los superiores de Dagor varias veces intentaron ayudarle para ascenderlo, pero él no aceptó. Insistió en que era un guerrero, no un líder. Solo aceptó cuando le dijeron que le darían las misiones de su elección si dirigía a sus propios hombres. Hoy, su unidad atrae a aquellos que solo quieren una cosa: una oportunidad de matar.

"Nunca quise ser un líder, pero matar orcos me resulta natural, así que aquí estamos"

— Sargento Dagor

Tarandor

Tarandor proviene de una familia militar con un largo historial de servicio a Gondor. Sus antepasados sirvieron en la guarnición de Minas Ithil y entrenaron para la guerra, pero gracias al estado de inactividad de Sauron, solo conocieron la paz. A lo largo de su servicio, sin embargo, sus enemigos más grandes fueron el aburrimiento y la rutina.

Durante los primeros años del servicio de Tarandor, la situación fue la misma, y en ocasiones ansiaba la batalla, deseaba ser probado, deseaba servir realmente a su reino y a su gente. Junto a ese deseo siempre sintió culpa, sentía que no estaba satisfecho con la paz que se había ganado con tanto esfuerzo. Todo esto se desmoronó cuando los estandartes del asedio aparecieron en el horizonte. Desde entonces, los únicos días en que Tarandor no está en el muro son cuando está cabalgando tras las líneas enemigas.

"Si el destino de la Tierra Media se decidirá en Minas Ithil, entonces, ese es mi puesto"

— Sargento Tarandor

Ioreth y Dirhael

La familia de Talion

Ioreth conoció a Talion en Minas Tirith cuando él era un joven soldado, luego lo acompañó en el exilio después de que Talion asesinó a un hombre de la nobleza que la atacó. Siguiendo a Talion a su nuevo destino entre los montaraces de la Puerta Negra, Ioreth dio a luz a su hijo, Dirhael. La familia creció en el campamento militar, acostumbrada a las condiciones espartanas y a la vida en la frontera.

Los orcos de Sauron atacaron la Puerta Negra, y a pesar de los esfuerzos de Talion por proteger a su esposa e hijo, la Mano Negra de Sauron los capturó a los tres. Obligaron a Talion a ver cómo la Mano Negra asesinaba a Ioreth y a Dirhael, y luego le cortó la garganta. Pero el espíritu de Celebrimbor encontró un hogar en el cuerpo caído de Talion. El dúo regresó de la muerte y con el tiempo asesinó a la Mano Negra, vengando así, a la esposa y al hijo de Talion.

"Podrás cruzar vientos y mares / ver montañas de blanco y azul / pero durante tu viaje no olvides / el amor que siento por ti…"

— Canción de Ioreth

Brûz

Un verdadero luchador

El amor de Brûz por luchar viene de la mano con su facilidad para ello, e incluso entre los ologs de Mordor el nombre de Brûz provoca temor y respeto. Es una fuerza a tener en cuenta en el campo de batalla y una tremenda ventaja en un asedio, tanto aliados como enemigos saben guardar distancia cuando su objetivo es arrasar con todo. Su tipo de combate favorito son las luchas a muerte que tienen lugar en las arenas de combate de Mordor. Se rumorea que Brûz nunca ha perdido una pelea, un rumor que Brûz hace todo a su alcance por alimentar, como decapitar a todo aquel que se atreva a desmentirlo.

Brûz se hizo de muchos enemigos durante su tiempo en Mordor, que no son tanto rivales derrotados (que raramente sobreviven a un encuentro con él), sino capitanes y caudillos que vieron cómo sus filas quedaron devastadas por las victorias de Brûz. Y en cuanto a las amenazas de muerte de sus enemigos, Brûz las toma como “una buena broma”.

"Es hora de separar a los débiles… de sus cabezas"

— Brûz

Rey Brujo

Primero entre los Nueve

El teniente principal de Sauron, el Rey Brujo de Angmar, es el más poderoso de los nueve Espectros del Anillo. Por más de cuatro mil años ha seguido a Sauron como su sirviente más confiable, atado a él por el Anillo de Poder que aceptó durante la Segunda Edad.

El Rey Brujo siente un odio particular hacia Gondor, tras haber luchado contra ellos siglos atrás. Después de capturar el Reino de Angmar, los ejércitos del Rey Brujo avanzaron por las regiones septentrionales de la Tierra Media. Fueron derrotados por una alianza entre soldados gondorianos y elfos, pero el Rey Brujo logró escapar. El príncipe gondoriano, Eärnur, quería perseguir al Rey Brujo, pero el elfo Glorfindle le pidió que se quedara. Desde entonces aspiró a convertirse en el gobernante de Minas Ithil.

Escarmentado por su derrota, el Rey Brujo empleó una estrategia diferente, una que se aprovecharía del orgullo gondoriano. Resurgió años después cuando Eärnur ya se había convertido en el rey de Gondor y lo desafió a un combate. Eärnur aceptó y cabalgó hacia el este, completamente solo, para no volver a ser visto jamás. Nadie ha vuelto a desafiar al Rey Brujo y Gondor no ha tenido un rey desde entonces.

Si Celebrimbor es la némesis de Sauron, entonces Talion definitivamente es la némesis del Rey Brujo. No fue suficiente ver a Talion destruido como los otros hombres, así que el Rey Brujo lo siguió con una obsesión que bordeaba la manía. Él no mataría a Talion, sino que lo convertiría uno de los Nueve.

"Tonto. Ningún hombre me puede matar"

— El Rey Brujo de Angmar

Tar Goroth

Fuego, obscuridad y sombra

Envuelto en fuego y sombra, los balrogs como Tar Goroth han existido desde la Primera Edad de Mordor. Maiar corruptos de la época en que el mundo era joven, los balrogs rara vez salían de las fosas subterráneas a las que llaman hogar, aunque enanos y trasgos que excavaban muy profundo podían despertar su ira.

Tar Goroth fue un general durante las guerras de la Primera Edad, en las que el maligno Morgoth batalló contra los Valar. Desde entonces duerme, esperando la batalla final que determinará el destino de la Tierra Media.

Con el poder destructivo de un dragón y una ira desbordante por miles de años en la obscuridad, Tar Goroth es capaz de arrasar con el mundo si se le da la oportunidad. Ejércitos enteros han perdido la vida ante su poder e incluso los más grandes héroes han sucumbido ante él.

"Los vientos ya no soplan. Despertaste a Tar Goroth, agrietado y fisurado hasta ahora"

— Carnán

Sauron

Señor Obscuro de Mordor

Un espíritu inmortal conocido como Maiar en su origen, Sauron es más antiguo que la misma Tierra Media. Desde los inicios del tiempo, Sauron deseaba traer orden al mundo y lo haría por medio de los poderes de sus creaciones y alianzas. Se unió al primer Señor Obscuro, Morgoth, hasta que este fue desterrado de este mundo por los elfos. Sauron escapó y se escondió en la Tierra Media, pero sobrevivió y aprendió de su maestro: conseguiría lo que Morgoth no pudo hacer.

Sauron formó una alianza con el joyero elfo Celebrimbor y juntos crearon los Anillos de Poder. Sin embargo, en secreto, Sauron creó el Anillo Único que los dominaría a todos. Sauron vertió mucho de sí mismo en el Anillo Único, lo que lo hizo más poderoso, pero también más vulnerable. Después de perder el Anillo Único, Sauron vio limitada su habilidad para asumir una forma física. Regresó a Mordor y comandó sus ejércitos desde las sombras de Barad-dûr. Si no es detenido, adoptará su forma física una vez más y nadie podrá seguir conteniendo a sus ejércitos dentro de estas tierras.

"Sauron tiene ejércitos, tiene a los Nazgûl, pero su verdadero poder es conocer las debilidades de sus enemigos"

— Celebrimbor

Forthog

Michael Forgey, 1973-2016

Una leyenda entre los orcos de Mordor, Forthog Asesino de orcos es un guerrero imparable que emerge de las sombras para salvar a los héroes más poderosos de Mordor en el momento que más lo necesitan.

Mike “Forthog” Forgey era nuestro productor ejecutivo y nuestro gran amigo en Monolith. Mike sucumbió ante el cáncer durante el desarrollo de Sombras de Guerra y queremos recordarlo y honrarlo inmortalizándolo en Mordor. El legendario Forthog Asesino de orcos es nuestra forma de recordar a Mike tal como vivió: siempre listo para saltar a la batalla y salvar el juego cuando y donde fuera necesario.

Zog

Nigromante ambicioso

Zog comenzó como un sirviente leal de Sauron con un plan ambicioso. Iría a Gorgoroth y haría lo que ningún nigromante había hecho jamás. Reviviría a un balrog, al infame Tar Goroth, para entregar la gloria al ejército del Señor Obscuro.

Si bien sus intentos terminaron en fracaso, Zog no se detuvo y sus ambiciones se hicieron más grandes. ¿Para qué conformarse con ser el más grande nigromante en Mordor cuando podría convertirse en el nuevo Señor Obscuro? Apoyado por una vasta red de acólitos, el alcance de Zog se extendió por todo Mordor. Con ellos podría resucitar un ejército de no-muertos, gobernar Mordor y reclamar el mundo de los hombres. Para Zog, el verdadero poder no radica en los vivos, sino en los muertos.

Embustero y con delirios de grandeza, Zog inspira una devoción absorta entre sus acólitos y una lealtad ciega entre sus resucitados. Siempre cauteloso, Zog deja muchos de sus rituales peligrosos a sus acólitos y siempre huirá para luchar otro día. Solo cuando es acorralado luchará hasta la muerte, a pesar de su obsesión por recordarle a Talion que un nigromante jamás muere.

"Miren a su alrededor: a los orcos que tomaron esta ciudad. Este es nuestro ejército. No el de Sauron ni el del Rey Brujo. Hoy termina el dominio de esos amos de esclavos. ¡Ascenderemos!"

— Zog el Eterno

Saruman

El Mago Blanco

Uno de los cinco magos enviados a la Tierra Media para desafiar a Sauron, Saruman desea el poder del Anillo Único para sí mismo, aunque aún no se encuentra bajo el control de Sauron. Espía a todo Mordor desde su torre en Isengard y se entusiasma por cualquier información acerca de lo que ocurre ahí.

Después de la derrota de Sauron y de la muerte de Isildur en el Río Anduin, las fuerzas de Saruman buscaron en vano el cuerpo de Isildur y al Anillo Único que cargaba. Aunque nominalmente era un miembro del Concilio Blanco junto con Gandalf, Saruman decidió estudiar las artes del enemigo, y espera que el regreso de Sauron resulte en el resurgimiento del Anillo Único, para reclamarlo para él mismo. Está al tanto de Celebrimbor y del Anillo Nuevo, esperando que se dé una lucha entre Celebrimbor y Sauron para que ambas partes, al menos, se debiliten .

"Debo ver al jefe de mi orden. Es sabio y poderoso. Créeme, Frodo. Él sabrá qué hacer"

— Gandalf

Galadriel

Señora de Lórien

Aunque ella mora más allá de Mordor en Lothlórien, Galadriel está profundamente interesada en los acontecimientos relacionados con el Anillo Único. Lleva un Anillo de Poder que Celebrimbor le dio, aunque es uno de los anillos élficos, por lo que Sauron no tiene dominio directo sobre él. Y como reina de los elfos, tiene una longevidad suficiente para ser considerada ancestral incluso cuando Celebrimbor forjó los anillos en primer lugar.

La historia de Galadriel entre los elfos se remonta a la Primera Edad, pero en la actualidad le preocupa más que Sauron avance hacia Mordor que a sus compañeros… y está más dispuesta a actuar. Envió a Eltariel, una de las guerreras más consumadas de los elfos, para cazar a los Nazgûl en Mordor y así mantener a Sauron ocupado y confundido. Galadriel sabe que Eltariel no puede matar permanentemente a los Nazgûl, pero espera que pueda frustrar y retrasar el ascenso del Señor Obscuro. Galadriel fue capaz de expulsar a Sauron de Dol Guldur, pero dentro de Mordor, su poder crece cada día más.

"¡En el sitio del Señor Obscuro instalarás una reina! ¡No obscura pero hermosa y terrible como el alba, traicionera como el mar, más fuerte que los cimientos de la tierra! ¡Todos me amarán, desesperados!"

— Galadriel

Cookie Settings